¿SE PUEDE TENER UNA EXPERIENCIA DE CLIENTE EN UNA IGLESIA?

El pasado fin de semana hemos visitado la iglesia de San Antón,  que se encuentra en pleno corazón castizo de Madrid, en el número 63 de la calle Hortaleza.

Voluntario de la iglesia de San Antón, Lucia Gato CEO de Praxis, Hugo Feijóo Constultor Técnico en Praxis.

Esta iglesia  atendida por mensajeros de la paz  es un  ejemplo de  innovación, de humanidad  y de atender las necesidades de las personas.

Esta organización social  fue fundada por el Padre Ángel  García en 1962. A día de hoy es una asociación presente en 50 países donde desarrollan distintos proyectos sociales, cuenta con el apoyo de 5.000 personas voluntarias y 3.900 trabajadoras en plantilla, siendo el 92% de éstas mujeres.

Iglesia de San Antón

Puede que te sorprenda, quizás te parezca raro, pero hay mucho que aprender sobre experiencia si visitas este templo. Tras permanecer años cerrada, siendo únicamente utilizada el día de San Antón para dar la bendición a las mascotas de los madrileños, fue confiada a mensajeros de la paz que ha hecho de esta iglesia un lugar de bienvenida para todas las personas.

Iglesia de San Antón.

Desde la entrada una persona voluntaria te da la bienvenida de forma muy amable y con una sonrisa te pregunta: “ ¿en qué te puedo ayudar?”.

Hay música gregoriana en la sala y un ambiente de paz y harmonía donde puedes descansar o  dedicar un tiempo a la meditación o la oración.

Puedes tomarte un café gratis, conectarte a la red wifi, ser atendido por un médico, pedir asesoramiento a un abogado, tomar un desayuno caliente, cenar o coger agua bendita para llevar.

 

Lo que caracteriza esta experiencia es la humanidad, la capacidad que han tenido para ponerse en el lugar de las personas que están atravesando momentos difíciles. Ellos prestan una mano, escuchan, hacen que te sientas apoyado. Es una experiencia humana. Cuentan con servicio médico gratuito o la posibilidad de poder consultar temas jurídicos con un abogado voluntario.

Iglesia San Antón.

Si quieres participar prestando tu colaboración o recursos puedes contribuir de forma fácil e ingeniosa: en la entrada hay una máquina de ayuda solidaria o cepillos abiertos: “deja lo que puedas, coge lo que necesites.”

Si vas a Madrid, te invitamos a que te pases por la iglesia San Antón y vivas la experiencia. Te sorprenderá e inspirará como experiencia de auténtico servicio y entrega a los demás, una experiencia de persona a persona.

Referencias: http://www.mensajerossananton.com

Comparte en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja tu comentario