Aprendizaje en movimiento, Coaching en movimiento. Por Hugo Feijóo, Consultor de Praxis.

Para las personas que formamos parte de este equipo el aprendizaje y el desarrollo es una necesidad, desde ahí contaros que hemos emprendido un nuevo viaje, el del aprendizaje en movimiento.

Estamos enfrascados en un nuevo reto con unos padrinos a juicio de éste que os escribe, de lujo, el equipo de newfield network por primera vez en España a través de su proceso de coaching avanzado, cuerpo y movimiento.

A los mandos del proceso, Rodrigo Pacheco y Aldo Calcagni. Junto con su equipo de coaches que en adelante llamaré padrinos y madrinas, han construido un hermoso proceso que desde la impecabilidad, el respeto y rigor, para éste que os escribe, está suponiendo una de las experiencias de aprendizaje más gratificantes y poderosas que hasta ahora había compartido.

Servidor que anhelaba la llegada de este proceso, (ya os hablamos en el numero de Praxis al día, de lo que fue la toma de contacto con el proceso de cuerpo y movimiento en 2008 un proceso que aborda el coaching de forma sistémica: cuerpo, lenguaje y emoción. Entendiendo el cuerpo como la estructura que sostiene a las dos anteriores. Ha tenido la primera experiencia desprograma de entrenamiento esta última semana en tarragona y lo único que sale de mi cuerpo es: WOW, sí, la verdad que no es una declaración, digamos, muy ontológica, pero sí os puedo contar lo que mi cuerpo siente: agradecimiento y posibilidades.

El proceso que con tanta entrega estamos recibiendo, sólo se me ocurre calificarlo de poderoso ya que a través del movimiento y la escucha del cuerpo, mediante las distintas disposiciones posturales, patrones respiratorios y vivencias diseñadas y elegidas para generar pequeños (o grandes) terremotos en las estructuras que sostienen los límites personales, que desde ahora nos oiréis llamar personajes, tiene el poder de liberar y transformar el observador que uno es, desplegando nuestras posibilidades de una forma más eficaz e integradora si cabe.

En los próximos cuatro meses continuaremos entregados a este proceso y podéis dar por sentado que os iremos contando nuestra vivencia; hoy os cuento hasta aquí. Por último con todo mi afecto dedico este post a los dos maestros que han hecho posible este sueño, a los padrinos y madrinas que nos han acompañado y servido sin cuartel durante 4 intensos días y a todos mis compañeros y compañeras que comparten este viaje (en especial a ti, Lucía, por hacerlo posible) de desarrollo y aprendizaje, a tod@s mi más profundo ¡¡¡GRACIAS!!!

Por Hugo Feijóo, Consultor de Praxis

Para descargar el texto, pincha aquí.

Comparte en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja tu comentario